El tradicional restaurante argentino Ocho vuelve a abrir sus puertas en Málaga, exclusivamente en horario de tarde-noche, y ofrecerá sus reconocidas carnes argentinas, su cocina de fusión y nuevas sugerencias que harán las delicias de su clientela, teniendo en cuenta que en esta nueva etapa incorpora oferta vegana y un alto número de platos sin gluten, que harán las delicias de los celíacos.

 

De esta manera este tradicional restaurante reabre al público malagueño el próximo día 15 de febrero, tras un breve periodo cerrado, y lo hace con el mismo concepto y filosofía que le ha conducido al éxito desde que abrieron en esta ciudad hace cuatro años: calidad, atención, una carta renovada que incorpora nuevos platos, muchos de ellos sin gluten entre sus ingredientes, y que arranca en la gastronomía argentina en un viaje sensorial que fusiona con algunos de los sabores más atrevidos del mundo, con influencias mexicana y peruana en verduras y hortalizas; francesa en los numerosos platos con pato y británica en la carta de postres.

Según ha explicado Javier Cortés, socio y chef del establecimiento, “pasamos de ser restaurante a local de copas por una serie de motivos pero rápidamente nos dimos cuenta de que ése no era nuestro camino y decidimos volver a la restauración planteando una gastronomía buena, diferente y de calidad, que es lo más difícil de encontrar en la actualidad”.

De esta manera, Ocho volverá a encontrarse con el público malagueño, y en esta nueva etapa ofrecerá cenas exclusivamente para dar servicio al cliente extranjero, muy numeroso en Málaga y que tiene por costumbre cenar más pronto. La clientela podrá degustar el Ojo de Bife, un corte de carne especial argentino, y otros platos elaborados siempre con materias primas de calidad y elaboraciones artesanales

Hay que destacar que en esta nueva etapa, el 90 % de los platos de la carta tendrán una versión sin gluten, lo que hará las delicias de los comensales celíacos; y además, han incorporado una oferta vegana a su carta “un aspecto que últimamente está demandando mucho la gente”.

Así las cosas, el restaurante ofrece todo lo que la gente espera encontrar en un local argentino: carne a la parrilla (Black Angus argentino 100 %), Asado de Tira, Ojo de Bife, Entraña, Vacío, una mayor oferta de empanadas (Mendocina, Tucumana, Santiagueña, Cordobesa, etc.) y sugerencia de platos tradicionales que evocan momentos familiares de Javier Cortés, y que irán cambiando en cada estación del año.

Una de las peculiaridades de Ocho es que su carta no está dividida en los apartados tradicionales: entrantes, primeros, segundos y postres; sino que está estructurada en grupos de alimentos. Además, cuenta con una carta de vinos de alta calidad con una selección de caldos de autor, ecológicos, naturales, de pequeños productores de nuestro país y también del resto del mundo.

Restaurantes