Recomendaciones para viajar con niños celíacos en verano

Si tener una alergia alimentaria al gluten suele suponer un problema en el día adía, más lo es cuando se realiza un viaje, ya que en estos casos se pierde cierto control sobre los componentes de los alimentos. Por ello, es recomendable documentarse antes de iniciar el viaje, e investigar si hay restaurantes o franquicias cercanas a nuestro hotel o apartamento que tengan una carta para celiacos. Además, siempre será buena idea contactar con alguna asociación del país al que viajes, donde te darán información más detallada sobre a qué restaurantes puedes ir.

En estos casos, es aconsejable llevar un justificante médico de la enfermedad de nuestro hijo en el idioma del lugar al que viajemos, en el que se indiquen, además, otros tipos de alergia y medicación pertinente en caso de cualquier imprevisto. En cualquier caso, en estas ocasiones lo mejor es llevar la medicación desde tu país de origen, que esté en tu control y puedas administrársela a tu hijo.

A pesar de todo, es conveniente que siempre lleves snacks o productos para «matar» el hambre, así no tendrás que perder la cabeza buscando un sitio que sirva productos sin gluten.

Es recomendable, por otra parte, en el caso de viajar al extranjero, que aprendas vocabulario sobre el tema para saber expresarte, para interactuar con la gente y que se entienda la situación de tu hijo, y si le implicas en este aprendizaje podría desenvolverse en caso de que por alguna situación desafortunada se pierda.

Los expertos recomiendan hacer que el menor participe de la situación, que aprenda a evitar los alimentos que le produzcan alergia, qué medicación tomar habitualmente y, en caso de que ocurra un imprevisto, tambien que sepa reaccionar si sucede cualquier infortunio y a quién acudir si no está con nosotros.

Si por error nos descuidamos y llega a consumir algún producto con gluten, debemos proceder como haríamos en nuestro país, lo primero será mantener la calma y no agobiarse, ya que nuestro estado afecta directamente al del pequeño, y si este nos ve nerviosos, se alterará más. Posteriormente será necesario procurarle la medicación apropiada.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS