Las hostias que comen los feligreses en las misas cristianas son pan ácimo, es decir, que no lleva levadura. Agua y harina de trigo son los únicos ingredientes para elaborar una masa que ...
Ver más...