El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha previsto una partida presupuestaria de 16.000 euros en ayudas y subvenciones destinadas a las personas de la localidad que sufren problemas de celiaquía por su intolerancia al consumo de gluten, una partida que duplica la cantidad, que en un año pasa de 8.000 euros en el ejercicio de 2022 a los citados 16.000 euros del este año.

 

Estos 16.000 euros destinados a las personas diagnosticadas médicamente con la celiaquía suponen una cantidad económica que las arcas municipales de la localidad valenciana de Riba-Roja de Túria nunca había destinado para ayudar en los gastos financieros que los afectados por esta patología deben asumir diariamente para consumir determinados alimentos y productos.

De esta manera, se podrá aumentar el número de beneficiarios de las citadas ayudas, dado que las bases reguladoras para la concesión de las ayudas de esta patología establecen la finalidad de financiar la compra de alimentos elaborados, tratados o preparados para responder a las necesidades particulares de personas con un diagnóstico médico de celiaquía y, de esta forma, ayudar en la minoración del coste económico añadido que supone la enfermedad para los afectados.

Con esta subvención económica, los beneficiarios tendrán mayor capacidad adquisitiva, aunque la obtención de estas ayudas económicas lleva aparejada una serie de requisitos que las personas beneficiarias deberán cumplir, como la necesidad de estar diagnosticada de celiaquía, mientras que en el caso de las personas menores o incapacitadas legalmente será su representante, tendrán que estar empadronados en la localidad durante el ejercicio de 2022; no incurrir en ninguna circunstancia que lo impida, según el detalle de la ley general de subvenciones; haber presentado la solicitud y la documentación en el plazo previsto y, por último, estar al corriente de las obligaciones tributarias y las correspondientes a la Seguridad Social.

El valor de la ayuda otorgada a cada beneficiario se calculará dividiendo la cantidad total presupuestada entre las solicitudes debidamente presentadas en la convocatoria, y no podrá excederse la subvención a la cantidad finalmente justificada, mientras que la cantidad sobrante se repartirá de forma proporcional entre el resto de los beneficiarios, siempre que se sigan cumpliendo con el requisito de justificar debidamente la cantidad subvencionada.

El potencial beneficiario deberá aportar una copia de la factura correspondiente a cada gasto y justificante de pago y con una copia aportada donde figurará el número de gasto o los gastos justificados con la factura.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado en relación con esta iniciativa, que estas ayudas a los celíacos “son un programa esencial que desde este equipo de gobierno implantamos hace unos años en la localidad para atender las necesidades económicas de las personas afectadas por esta patología, cuya vida está supeditada en todo momento a la ausencia del gluten en sus alimentos y productos de ingesta y, por ello, hemos apostado por duplicar estas ayudas a la vista de la enorme acogida entre la sociedad local”.

Instituciones