La eliminación del IVA de productos básicos aprobada en el último Consejo de Ministros supondrá un leve respiro para las familias, que este año han visto multiplicarse el precio de la cesta de la compra por la subida desbocada de la inflación; y también para aquellas con algún miembro celíaco, ya que entre los alimentos que verán rebajado e incluso eliminado el IVA también se encuentran algunos productos sin gluten que ya de por sí tienen un precio muy superior al resto.

 

De esta manera, según cuenta un reportaje publicado por el diario ABC, tanto el pan como la harina, que hasta ahora tenían un 4 % de IVA, verán eliminado este impuesto, según han confirmado a este diario desde el Ministerio, mientras que la pasta, como recoge el artículo 72 del Real Decreto-ley, también experimenta una rebaja del IVA. En este caso pasa del 10 % al 5 %, incluyendo también la pasta sin gluten.

El Boletín Oficial del Estado publicó recientemente el listado de productos básicos que incluía la medida, tales como leche, huevos, queso, frutas, verduras, hortalizas, legumbres, tubérculos o cereales frescos, así como pan o harina. Sin embargo, no se especificaba que se incluyeran también los exentos de gluten -el resto de alimentos, por su propia naturaleza, no tienen esta proteína que afecta a los celíacos-, ya que el BOE solo señalaba el «pan común, así como la masa de pan común congelada y el pan común congelado destinados exclusivamente a la elaboración de pan común» y las harinas panificables.

Así las cosas, la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) llegó a elevar una carta al Gobierno ante la ambigüedad del texto al entender que el colectivo volvía a quedarse al margen de las medidas del Gobierno.

Ahora, el presidente de la FACE, Aarón Santana, ha celebrado, aunque con cautela, la inclusión de los productos sin gluten en esta rebaja impositiva. «Es una alegría que, esta vez sí, hayan contado con nosotros porque estos son nuestros productos básicos», ha afirmado.

Según los cálculos de FACE, las familias con algún miembro celíaco gastan de media unos 850 euros más al año en alimentación y una de sus reclamaciones históricas que a día de hoy sigue sin cumplirse es un paquete de ayudas directas para paliar esa desigualdad como ya tienen una multitud de países vecinos y como tienen también funcionarios y militares gracias a Muface y al Instituto Social de las Fuerzas Armadas.

Instituciones