El personal sanitario de Castilla y León protesta por la falta de menús sin gluten en los centros sanitarios

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León acaba de estrenar el nuevo sistema de suministro de alimentación, lo que ha provocado un gran cabreo enfado los profesionales, entre otros motivos, porque no ha tenido en cuenta las necesidades de los consumidores celíacos, eliminando los menus sin gluten de la oferta.

El Gobierno Autonómico les ha vuelto a suprimir los vales con los que podían comer el menú del día en restaurantes de la zona y, a cambio, les ha llenado los frigoríficos de los centros sanitarios de comida procesada para calentar en el microondas.

De esta manera, a las enfermeras y médicos no les ha quedado más remedio que salir al supermercado más próximo a comprar embutido y pan, porque en el estreno, a la empresa del catering se le ha olvidado proporcionarles pan y postre.

En un escrito consensuado por los sanitarios de distintos centros sanitarios, como el de Astorga, los profesionales ha dejado constancia de la contradicción por parte de la Consejería a la hora de aconsejar a la ciudadanía una dieta saludable y a los profesionales del área les proporciona comida basura "empaquetada en plástico y con la única opción de calentarla en microondas cuando está demostrado el poder cancerígeno del plástico" al usarlo en los electrodomésticos de calentado rápido.

En este contexto, una de las críticas vertidas por el personal, es que no se ha tenido en cuenta las situaciones especiales de los celíacos o de personas con alergias, al no prever alimentos específicos para ellos.

Las enfermeras y médicos también han protestado porque la Junta ha adjudicado el servicio a una empresa inglesa radicada en Madrid "en detrimento de las locales y autonómicas que compran sus productos al comercio local y contratan personal de la zona".

Este malestar viene a ser, según los profesionales sanitarios castellanos, "la gota que colma el vaso después de asignarnos guardias por 'un tubo', sin sustitutos..., ahora nos meten esta comida. Que se la coman ellos", han concluido.

De esta manera, los profesionales están preparados para librar una nueva batalla contra la Consejería de Sanidad por las comidas de las guardias, un derecho reconocido por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que en enero de 2019 falló a favor de una trabajadora de Atención Primaria de León.

La sentencia es firme después de que el tribunal no admitiera el recurso del Sacyl, que se vio obligado a restablecer las dietas, que en 2014 tuvo que devolver a los profesionales de los hospitales pero no a los de los centros de salud. La sentencia indicaba que "resulta lesionado el derecho a la igualdad considerando que no hay razón que justifique el diferente trato que la Administración da al personal dependiente de la Gerencia de Atención Especializada y al dependiente de la Gerencia de Atención Primaria", recogió el periódico El Norte de Castilla hace un año.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Instituciones