Lobito de Mar, una opción sin gluten en la Milla de Oro de Marbella

Con dos estrellas Michelin y un Premio Nacional de Gastronomía en su haber, el cocinero Dani García rinde homenaje a la cocina tradicional y marinera que conoció en su infancia con Lobito de Mar, un nuevo y lujoso establecimiento que se ha convertido en templo de gastronomía para los celíacos, y donde no faltan mariscos y moluscos como ostras francesas y bolos, conchas finas, coquinas malagueñas, chirlas, navajas, langostas y bogavantes vivos cocinados de distintas maneras: fritos, cocidos, a la plancha, o en arroz meloso.

Aprovechando que el marisco no contiene gluten, el chef ha decidido apostar por los celíacos, añadiendo a su oferta algunos menús específicos para este colectivo como los pescados grandes fritos con frituras especiales sin gluten, o un apartado entero dedicado al atún con propuestas como tartar de descargamento de atún o canelón de atún de lomo blanco relleno de cola blanca y caviar de arenque.

En Lobito de Marlo cocinamos a la manera tradicional (en caña y vertical a la brasa de olivo) pero también sentimos la responsabilidad de darle un nuevo aire utilizando pescado pequeño y asándolo de manera horizontal”, ha destacado el laureado cocinero, pero si hay una especialidad que sobresale en en este restaurante, estos son los arroces.

Dani García ha decidido apostar por un sabor que reproduce después de recorrer todas las zonas arroceras del país en busca de las mejores recetas e ingredientes de calidad y centrándose en tres tipos de cocciones: arroces cocinados en ramas de sarmiento, secos y melosos.

Los arroces de Lobito de Mar son de estilo alicantino, cocinados a fuego muy fuerte en una superficie muy repartida y en ellas lo más importante es el arroz, su sabor y el caldo. “Añadimos diez veces más de caldo que el peso del arroz mientras que en el caso de las paellas secas se añade seis veces su caldo”, ha destacado el cocinero.

La oferta de Lobito de Mar se completa con una carta de tapas andaluzas para tomar en barra, con una extensa bodega de más de 450 referencias y con una carta de coctelería muy enfocada a las sangrías, ideales para acompañar la cocina marinera y playera del restaurante.

Este restaurate está ubicado en plena Milla de Oro de Marbella, en el local que ya ocupara en su día el restaurante El Portalón. Decorado por el prestigioso estudio de Lázaro Rosa-Violán, en quien también confió para la decoración de BiBo Madrid, el establecimiento cuenta con una capacidad total de 200 personas distribuidas en una gran barra, una zona de comedor, una imponente terraza de 30 pax y un reservado para momentos más íntimos o grupos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS