La cadena de restaurantes KFC lanza su primera carta apta para celiacos

KFC, la cadena estadounidense de restaurantes especializada pollo recién hecho, acaba de presentar su primera carta de productos aptos para celíacos de la mano de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE).

Para el desarrollo de estos menús sin gluten, KFC ha firmado un convenio de colaboración con FACE con el fin de avalar la seguridad en la manipulación de los alimentos, garantizando una total fiabilidad a las personas que no pueden incluir el gluten en su dieta.

La compañía ha apostado fuerte por esta inciativa y ha sumado a todos los restaurantes de la cadena al Programa FACE Restauración Sin Gluten, creando un protocolo exhaustivo, seguro y fiable para evitar la contaminación cruzada y certificar la seguridad alimentaria.

Durante este proceso, la cadena de restauración ha llevado a cabo un curso de formación específico y obligatorio para todos sus empleados acerca de la enfermedad celíaca y la dieta sin gluten, haciendo especial hincapié en la elaboración de los menús sin gluten y cómo evitar la contaminación cruzada.

Llevar a cabo esta iniciativa ha supuesto un gran reto para la compañía, debido a que en las cocinas de sus restaurantes se empanan a mano todos los productos de pollo fresco, y todos los productos sin gluten deben prepararse en una zona libre de cualquier partícula de harina que pueda haber en el ambiente, con envases y utensilios especiales utilizados únicamente para estos productos.

En este sentido, el papel de FACE ha sido esencial para la consecución del proyecto, trabajando junto con el Departamento de Calidad y Seguridad Alimentaria de KFC en el desarrollo de estudios de los platos ofertados, controles y revisión de instalaciones, así como la creación de procedimientos que garanticen la seguridad de los productos.

Con la implantación de esta iniciativa, KFC España reafirma su compromiso por la calidad del producto, y da un paso más en su apuesta por proporcionar una alimentación variada, ahora también para el colectivo celíaco.

A partir de ahora, las personas con intolerancia al gluten ya pueden disfrutar de una completa carta sin gluten en su KFC más cercano, entre los que incorpora los Jacobitos de jamón y queso, especialmente dirigidos para los más pequeños de la casa, así como productos icónicos de la casa como la mazorca de maíz, la ensalada de col o las sabrosas patatas fritas, todos con el mismo sabor que caracteriza a la franquicia.

Además de todos estos platos, se podrá disfrutar de gran variedad de deliciosos helados y postres lácteos en cualquiera de los 95 locales que la cadena tiene repartidos por toda España.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS