Denuncian que las cafeterías de las universidades suponen una barrera para los celíacos

Las personas celíacas suelen encontrarse con barreras en su vida cotidiana, y las instalaciones de las universidades, donde es muy complicado encontrar productos adecuados a su dieta, son un ejemplo de ello.

Las organizaciones de celíacos se quejan a menudo de que si bien la ley de seguridad alimentaria establece la obligatoriedad de que los centros escolares oferten menús sin gluten para alumnos celíacos, dicha normativa no hace mención a los de estudios superiores, como las universidades. "Es donde nos encontramos el problema", han subrayado desde la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), que explica que en las cantinas de las universidades no hay opciones para estas personas, pero tampoco en las máquinas de venta automática.

Tanto la FACE como las asociaciones que la integran intentan "constantemente" acercarse a las universidades para solucionar la situación pero "cuesta mucho" al estar las cafeterías gestionadas por concesiones y empresas de cátering que no terminan de colaborar. "La solución de los universitarios celíacos es el táper. Además, no puedes leer en las etiquetas de los productos de las máquinas expendedoras los ingredientes que los componen, con lo que, en muchas ocasiones, acabas comprando algo que no te puedes comer", aseguran desde la organización

La FACE sostiene que pese a que cada vez las leyes son más exigentes con la industria alimentaria en cuanto a las etiquetas se refiere, se siguen encontrando productos "con etiquetado incongruente" y para solucionarlo, las asociaciones trabajan junto a la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria (Aecosan). En concreto, esta colaboración hace hincapié en el tema de la existencia de posibles trazas en los productos porque muchos de ellos hacen esta mención de forma preventiva, no porque exista un riesgo real con lo que da pie a confusión.

Además, subrayan que "nos encontramos con productos sin gluten por naturaleza etiquetados con la mención sin gluten y eso al final al consumidor celíaco le confunde enormemente porque le hace dudar de si puede comer un alimento con el que en principio no tendría ningún problema".

Las personas celíacas llevan varios años reclamando un censo sanitario, pero la Administración no pone los medios para llevarlo a cabo; a pesar de lo cual, hay avances importantes y "hoy en día es mucho más fácil dar con el diagnóstico" de la patología que hace unos años. A ello también ha contribuido la actualización del protocolo sobre diagnóstico precoz que ha elaborado el Ministerio de Sanidad junto a las asociaciones de pacientes y los médicos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS