El truco del semáforo para gestionar una mesa con celíacos

Si alguien pretende invitar a comer a una persona celíaca, será conveniente que tenga en cuenta con qué productos puede sorprenderle sin tener que hacer un menú paralelo. De hecho, las asociaciones de celíacos suelen recomendar que haya una mesa única para que todos los comensales se sientan lo más cómodos posibles.

En este contexto, para tener en cuenta qué productos son los más indicados, algunas organizaciones apuestan por un esquema muy claro que puede ayudar a gestionar estas situaciones y que se basa en los colores del semáforo:

- Verde. Incluye a aquellos alimentos que no tienen gluten por su propia naturaleza, como arroz y maíz, carnes, pescados y mariscos, legumbres, frutas y verduras, leche, quesos y lácteos naturales, jamón serrano y jamón de york calidad extra, vinos y bebidas espumosas, así como aceites vegetales, entre otros.

- Naranja. Basado en alimentos que pueden contener gluten o no dependiendo del fabricante y de la marca. Lo más recomendable es comprar este tipo de productos con la leyenda sin gluten en el envase, lo que garantiza que el fabricante, además de no incluir gluten de forma intencionada, tiene un control estricto del producto y ha comprobado que no lo contiene de forma analítica. Se trata de productos como embutidos, patés, salsas, platos precocinados, postres lácteos, turrones, helados y sorbetes, sopas y cremas comerciales o caldo en pastillas y deshidratado. Además, se pueden consumir marcas comunes y se compran en cualquier supermercado.

- Rojo. Aquellos que tienen gluten con seguridad, ya que están elaborados con los cereales prohibidos. Estos son los que se sustituyen con productos especiales para celíacos y se suelen comprar en las secciones de dietética o en tiendas especializadas.

Sin duda, con estas sencillas claves, será más fácil gestionar una mesa en la que haya invitados celíacos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS