Los celíacos sin tratamiento tienen mayor riesgo cardiovascular

Un grupo de investigadores de la Universidad de Buenos Aires (UBA) han encontrado indicios de que el riesgo cardiovascular podría incrementarse entre los celíacos que no siguen una dieta libre de trigo, avena, cebada y centeno (TACC).

Es importante seguir a estos pacientes y promover la identificación de factores de riesgo modificables y la instauración de hábitos saludables”, ha indicado la directora del estudio, la doctora Laura Boero, especialista en Bioquímica Clínica y Endocrinología de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (FFyB) de la UBA.

Tal como revela la revista “World Journal of Cardiology”, los investigadores argentinos estudiaron 20 pacientes adultos con diagnóstico reciente de enfermedad celíaca sin tratamiento y 20 participantes sin la enfermedad que actuaron como control. El promedio de edad fue cercano a los 50 años y el índice de masa corporal, similar en ambos grupos.

A todos les tomaron muestras de sangre para el análisis, y los resultados fueron inquietantes. Con relación a los controles sanos, los pacientes celíacos presentaron una relación entre dos proteínas (apolipoproteína B y AI) que indica mayor riesgo cardiovascular.

En cambio, tuvieron niveles más bajos de colesterol de apolipoproteína A1 y colesterol HDL (o “bueno”), que se consideran protectores frente a la enfermedad ateroesclerótica.

Asimismo, mostraron un incremento de las concentraciones de un marcador de inflamación, la proteína C reactiva ultrasensible (PCRus), que sugiere una mayor propensión a infartos o ataques cerebrales.

La relevancia clínica del trabajo radica en que pacientes con enfermedad celíaca que presenten factores de riesgo de enfermedad cardiovascular evaluados al diagnóstico, y que no logran normalizarlos luego de una estricta dieta libre de gluten, entrarían en otros esquemas de tratamientos más específicos”, puntualizó Boero, quien agregó que, como en todo estudio de investigación, “siempre es bueno ampliar la muestra” para verificar que los resultados observados no sean producto del azar.

En el trabajo también participaron Walter Tetzlaff, Tomás Meroño, Martin Menafra, Maximiliano Martin, Eliana Botta, María Matoso, Patricia Sorroche, Juan De Paula y Fernando Brites, investigadores de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, del CONICET y del Hospital Italiano de Buenos Aires.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS