Andalucía quiere convertirse en el principal proveedor de quinoa de Europa

Andalucía alberga más de 5.000 hectáreas sembradas de quinoa, que generan cada año unas 20.000 toneladas de este "súper alimento" que está posicionándose en nuestro país como una rentable alternativa al trigo, el girasol o el tomate, y que supone una estupenda alternativa alimenticia para los celíacos.

El estilo de vida y la alimentación saludables están en auge, y cada vez nos preocupamos más por lo que comemos y llenamos la cesta de la compra, apostando más por alimentos reales y menos por los ultraprocesados. Esta tendencia ha provocado un notable incremento en la venta de "superalimentos" como la quinoa, un grano de origen sudamericano que en los últimos años ha comenzado a consumirse en España.

Este crecimiento de la demanda, y su utilización para el creciente mercado de alimentos sin gluten necesarios para los celíacos, ha hecho que muchos agricultores se fijen en la quinoa como alternativa para sus cultivos; de tal maera que aunque en Andalucía este grano se trabaja desde hace algo más de diez años, en el último ejercicio la superficie plantada se ha duplicado y ya son casi 5.000 las hectáreas dedicadas su cultivo.

Los agricultores de la región están realizado una "importante apuesta" por este cultivo, que por ahora, solo se trabaja en el la zona del bajo Guadalquivir (Sevilla), en Antequera (Málaga) y varios puntos de Córdoba y Cádiz. Sin embargo, ya hay muchos agricultores de otras zonas que comienzan a interesarse por este cultivo, animados por el éxito de dos grandes empresas que se reparten su producción: la malagueña Alsur y la sevillana Algosur.

Las condiciones climatológicas de Andalucía, con temperaturas suaves y escasa lluvia, hacen que la quinoa se haya adaptado perfectamente al terreno andaluz, donde el experto asegura que ya se cultiva incluso mejor que en sus países de origen (Perú y Bolivia). Estas condiciones, unidas al creciente interés de los agricultores, hacen que Andalucía se haya convertido en uno de los principales productores de quinoa de Europa.

El consumo no para de crecer y la competencia en el mercado es escasa, ya que, las condiciones óptimas para su cultivo son las del sur de Europa de tal manera que Grecia, Italia y Túnez son los únicos países que cumplen estos requisitos, aunque aún no han comenzado a trabajarla al nivel que lo hace España.

La principal ventaja que ofrece la quinoa frente a otros cultivos es la rentabilidad económica que genera a los agricultores que la trabajan. El kilo de grano se paga a unos 60 céntimos y la producción media de cada hectárea es de unos 5.000 kilos, por lo que los ingresos rondan los 3.000 euros por hectárea, mientras que los gastos no pasan de los 300 euros. Estas buenas condiciones han provocado que muchos agricultores hayan cambiado el tomate o el trigo por la quinoa.

Otra de las virtudes que los expertos atribuyen a este grano es que necesita poca agua, por lo cual se puede cultivar tanto en secano como en regadío. Además, es más resistente a la sequía que otras plantaciones como el trigo o el cereal y no existen muchas plagas que afecten a su desarrollo, con lo cual no necesita grandes cantidades de herbicidas, por lo que se daña menos la estructura del suelo.

La quinoa se considera un "súper alimento" porque tiene un excepcional equilibro entre proteínas, grasas e hidratos de carbono. El grano tiene un 16 % de proteína e incluso podría llegar al 23 %, lo que supone el doble de cualquier cereal, además contiene un alto contenido en omega3 y en omega6 y no tiene gluten, por lo que puede ser consumido por los celíacos. A esto se suma la baja cantidad de herbicidas que se aplican para su cultivo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS