Una niña celíaca ingresa en un hospital de Murcia tras ingerir gluten en un restaurante

Una niña de seis años, intolerante al gluten, tuvo que ser ingresada el pasado mes en un hospital de Murcia, por una inflamación del intestino delgado y del colon (enterocolitis), tras ingerir en un local comida con dicha proteína, cuando los padres habían avisado previamente de la intolerancia de la menor.

Los padres de la niña, que han denunciado al departamento de Salud Pública, perteneciente a la Consejería de Sanidad, han criticado la "indefensión social y sanitaria" en la que se encuentran los celiacos en la región de Murcia.

Los hechos tuvieron lugar el pasado mes de noviembre cuando reservaron mesa en un establecimiento situado en una céntrica plaza de la capital murciana, que ofrece menú sin gluten. "Tras varios errores subsanados con la lectura de los ingredientes que en la etiqueta del producto aparecían en letra minúscula y en varios idiomas, a las dos horas de haber comido, mi hija de seis años, celiaca sintomática extrema, buscó mi cobijo y me dijo: mamá, me duele la barriga", ha declarado la madre de la menor.

Cuenta el diario La Opinión de Murcia que, automáticamente, la pequeña empezó a vomitar para terminar hospitalizada. La reacción de la niña a la comida en el restaurante hizo que los encargados admitieran que sirvieron pasta con gluten en una mesa de cinco niñas en la que había dos celiacas, "y en la que pedimos todo sin gluten para evitar contaminación cruzada".

En la actualidad, la niña sigue en proceso de recuperación, tras sufrir una enterocolitis aguda por ingesta de gluten. Ante lo ocurrido los padres de la menor han denunciado el escaso respaldo con el que cuentan los celíacos por oparte de la Administración, "sentimos una indefensión social y sanitaria total", primero porque "la sociedad en la que nos encontramos cree entender de celiaquía, y lo primero que hacen es decirte que cierto supermercado tiene muchos productos sin gluten y que con eso, estamos salvados".

Indefensión social y sanitaria, continúan los preodupados padres, "cuando salimos fuera de casa y vamos a un restaurante que dice que ofrece menú sin gluten y lo primero que te sirve es un plato de jamón con piquitos y te dice que los apartes. Indefensión sanitaria cuando por el hecho de no tomar medicinas de laboratorio ponen nuestros productos específicos cotidianos (pan, galletas, pasta) a precio de gambón y cigalas el kilo, cuando nuestro alimento es nuestra medicina"; y añaden: "indefensión social cuando por el hecho de querer evitar la contaminación cruzada y dices que no metan la mano en la bolsa de gusanitos de tu hija a un niño que está comiendo un bocadillo con gluten, su madre te dice que debes relajarte que por un poco no pasa nada".

En un escrito, los padres de esta menor lamentan que no haya una ley que controle la presencia de trazas en los platos de las cartas de los restaurantes. "No tenemos una mano tendida para trabajar juntos y poder dar la respuesta adecuada a esta situación", indican, para concluir el documento señalando que "las buenas intenciones de las personas que están trabajando por el colectivo celiaco se desvanecen cuando te das cuenta que sin el respaldo de la Administración la batalla está perdida".

La Asociación de Celiacos de la Región de Murcia (ACMU) tiene previsto solicitar una reunión con la consejera de Sanidad, Encarna Guillén y el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Murcia, Felipe Coello para tratar todas estas cuestiones y buscar más apoyo institucional.

Por el momento, subrayan que lo único que se ha hecho desde la Administración es la aprobación de una moción "de apoyo a celiacos, familias y asociaciones que trabajan por mejorar su vida", en el mes de octubre por el Ayuntamiento de Murcia, en la que ya se instaba al Gobierno regional "a fomentar la inclusión de menús específicos para afectados por la enfermedad celíaca en centros sanitarios y escolares supervisados por profesionales dietistas, así como la potenciación del área de inspección sanitaria, en especial, en centros sanitarios y escolares". En la moción se instaba al Ejecutivo murciano a fomentar un sello regulador único y oficial de la Comunidad Autónoma para identificar los establecimientos de restauración que ofrecen menús aptos para celíacos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS